Fotografía en blanco y negro: Cuál es su encanto y por qué deberías usarla

portada cuando usar la fotografia en blanco y negro

¿Por qué si existe tecnología para tomar fotos a color, sigue habiendo una corriente de fotógrafos que predominantemente los convierte en blanco y negro? ¿Cuál es su encanto y cuándo es que debe usarse?

La fotografía nació en blanco y negro básicamente por la tecnología con la que se lograron imprimir las primeras imágenes, con base en haluros de plata que son sensibles a la luz y pueden dejar a su paso toda una escala de grises.

Luego de haber logrado fijar las imágenes en papel, vidrio o metal, comenzó la búsqueda para darle color a las imágenes en un intento por acercarse a la colorida realidad, y tras varias décadas de desarrollo, a base de prueba y error, la foto a color comenzó popularizarse en los años 60.

Muchos pensaron que sería el fin de las fotos en blanco y negro, pero esto no fue así, una tecnología más compleja para producir el color nunca logró acercarse, con sus debidas excepciones, a la nitidez y profundidad de la fotografía monocromática.

Y si la fotografía en blanco y negro se sigue utilizando hoy en día es porque permite mostrar más texturas en todos los sentidos; las historias resaltan de entre sus diferentes claroscuros, quizás porque el color puede distraer de lo básico de la composición.

Definitivamente hay un efecto dramático en el terminado en blanco y negro, y no puede dejarse de lado que también responde a una estética bien consolidada por las estupendas fotografías tomadas a través de tres siglos.

Con base en el color

Por ello, a pesar de que la tecnología de fotografía digital tiene como base el color, diversas aplicaciones y programas de diseño traen consigo la conversión de las imágenes en blanco y negro.

Yo en lo personal soy un usuario por default del blanco y negro. Normalmente cuando tomo una foto estoy pensando en que la voy a hacer monocromática, pero en algunas ocasiones decido conservar el color cuando éste forma una parte importante de la imagen.

Por ejemplo en la siguiente foto, lo interesante son los colores vivos que resaltan al fondo de una obra en construcción. De hecho toda la franja de edificios junto con el cielo azul son los protagonistas de la foto, y el elemento humano solo está ahí para darle un toque de vida y movimiento.

fotografia a color con iPhone

Foto por René Valencia en EyeEM

Esta otra imagen también se quedó a color, porque me pareció interesante el contraste del rojo del abrigo de la muchacha contra el amarillo del taxi. Si lo hubiera convertido en blanco y negro, la expresión de la muchacha hubiera valido la pena para contar una historia citadina, pero el juego de colores le aporta un interés mayor.

fotos artisticas de personas

René Valencia

Salvo excepciones como esas, el blanco y negro es mi elección natural no solo por criterios estéticos, sino también por razones técnicas. Como tomo básicamente fotografía de calle (streetphotography) con un teléfono móvil, y generalmente no hay tiempo para hacer una toma estática que produzca una captura nítida, las herramientas para convertirlo en blanco y negro me permiten mejorar la imagen, aportándole contraste e iluminación con mayor libertad.

Por ejemplo en este caso, con una imagen capturada con insuficiente claridad, logré darle la definición y contraste ideal para rescatar el momento con un terminado en blanco y negro, algo que en color hubiera resultado quizás en una edición muy forzada y antinatural.

pasar foto de color a blanco y negro

René Valencia en EyeEM

En este otro caso, la textura de la pared y la sombra del personaje que se destaca al fondo no se hubieran podido resaltar adecuadamente si no fuera por el uso de la edición adecuada y su terminación en blanco y negro.

A photo posted by René Valencia (@reneviolence) on

 

Aplicaciones para editar en blanco y negro

Prácticamente cualquier aplicación de edición de fotos puede convertir una imagen en color en monocromática con buenos resultados. Hay varias que te dan opciones de terminado para que escojas la que más te guste.

Existen también otras aplicaciones que se especializan en el blanco y negro y te brindan diversas opciones de terminado como tonalidades, texturas, efectos de luces, entre otras monerías, e incluso hay varias que funcionan como cámaras para tomar las fotos en blanco y negro, tales como Blackie y Lenka, para mencionar algunas de las más destacadas.

Yo no las uso precisamente porque para en el género que yo trabajo la decisión para tomar fotos la debo de hacer en cuestión de segundos. La imagen se me puede literalmente escapar entre los dedos mientras me decido con qué aplicación hacerla, y en el último momento podría encontrar que el color le va mejor a una historia. Por eso hago las tomas con la cámara nativa del celular.

Yo uso básicamente dos tipos de aplicaciones para editar en blanco y negro:

Noir. Esta aplicación, que debería pronunciarse “nuar”, por significar negro en francés, es una maravilla porque no sólo te permite escoger la tonalidad de negro que mejor le va a la imagen, sino que también te permite escoger con una herramienta muy sencilla, qué partes quieres iluminar más que otras, creando incluso un patrón de difuminación de la luz que guía los ojos del espectador precisamente a donde tú quieres que vaya.

Como su fin principal es sólo dar contraste y luz a la foto en blanco y negro, la aplicación es muy sencilla y con tres controles basta para trabajar la foto. Durante algún tiempo estuvo sin actualizaciones, pero el desarrollador lo retomó y la puso en forma. Lo único malo es que sólo está disponible para Apple.

aplicacion para editar fotos en iPhone

Snapseed. Esta aplicación sin duda es mi favorita para todo el proceso de edición, desde recortar, estirar, contrastar, casi todo lo que puedes esperar de una aplicación de esta naturaleza, y para el blanco y negro también es una maravilla.

La ventaja de esta aplicación es que antes de convertirla en blanco y negro puedes mejorar la orientación, el encuadre, el contraste, la iluminación y la definición de la imagen. Y al momento de escoger el blanco y negro te da una paleta de colores para poder determinar en qué tono de grises vas a convertir los colores originales.

Además, si no quieres o no tienes tiempo para una edición fina te da como opción escoger a una decente variedad de acabados respecto al contraste, la iluminación y la textura.

Por si fuera poco tienes la alternativa de hacer correcciones de exposición con un pincel para destacar u obscurecer tu trabajo a placer. Definitivamente es un must, para trabajar la fotografía en blanco y negro.

editar fotografia en blanco y negro

Ejemplos de cómo editar las fotos en blanco y negro (y tomar fotos callejera), en mi canal de Youtube.

Un Comentario

Deja un comentario